Soledad

No te vayas marinero
deja tu barca en la arena, 
no me dejes esta tarde
aturdida con mis penas.

Dame solo un poco 
de la brisa de tus viajes, 
es como un abrazo 
que rodea mis pesares.

No te vayas y me dejes 
solitaria en esta tierra, 
quiero solo un instante 
disfrutar de tu presencia.
 
Porque al alejarte 
sentiré el vacío 
que entre tu y yo 
dejan las olas muertas.

No me dejes esta noche 
tu y tu sombra me acompañan, 
espera un poco más, 
solo hasta mañana.

No te vayas marinero, 
deja en la arena tu barca.

(maig 2008)

marisa