Mi viaje

Me han llamado tonta
y ahora lo comprendo,
estaba ciega ante el mundo,
solo tenía un sendero.

Iba sola caminando
creyendo que alguien me seguía,
pero al girar la cabeza
vi la tierra muy vacía.

Seguía viendo sombras
cada vez de mi más cerca,
pero nunca veía nada
cuando giraba la cabeza.

marisa